Tag: Alfredo Zurita, 12 de Enero 2018

Creer que te sanarás es más curativo que una medicina

Los humanos somos una comunidad de 50 trillones de células, por tanto la célula es el verdadero ser viviente y nosotros somos una colectividad, el entorno celular es la sangre, por eso la composición de la sangre cambia el destino de la célula.

¿Quién controla la sangre?

El sistema nervioso crea una química diferente según lo que ocurra en el exterior. La célula y el ser humano son la misma cosa, por tanto la medicina culpa a la célula por la enfermedad y trata de cambiar la química de las células, pero ese no es el problema, el problema es el entorno, si le cambias el medio a la persona sin tomar medicamentos, el cerebro cambia la química. El cerebro de la célula y el de la persona leen y entienden el medio ambiente. En un entorno sano nos curamos automáticamente, podemos curarnos solo con el pensamiento, pero no es tan fácil, porque la mente ‘interpreta’.

Puede ocurrir que estemos en un ambiente sano y la mente lo interpreta como un ambiente negativo y perjudicial, entonces se crea una química que hará enfermar al cuerpo. La diferencia entre la célula y el ser humano es que este tiene una mente que hace una interpretación y la célula solo lee el entorno directamente, si metes un programa con errores en tu mente, entonces la química que genera no estará en armonía con tu vida.

Esto nos sirve para entender cómo funciona un placebo, cuando tomas una píldora pensando que te va a traer salud, te mejoras y te sanas, la píldora puede ser de azúcar, pero han sido tus creencias, tus pensamientos y a eso lo llamamos: ‘pensamiento positivo y efecto placebo’.

Creer que algo nos sanara es más curativo que un medicamento.

Existen diferentes maneras de producir energía, sin tener que depender del petróleo, pero seguimos dependiendo del petróleo, porque los que controlan la energía no les interesa el cambio. Lo mismo pasa con la industria farmacéutica, venden fármacos.

¿Sanar sin fármacos?

No quieren que sanes sin comprar medicamentos.

¿Puedes meter energía en una cápsula?

Si fuese así, te la venderían, porque el dinero controla la ciencia.

La medicina tradicional va por mal camino, porque los medicamentos que nos recetan son peligrosos, en lugar de cambiar “hábitos de muerte por hábitos de vida” de por vida, nos recetan medicamentos ‘de por vida’, pero esto no solo afecta aquel lugar donde tienes el problema, sino que afecta a muchas otras cosas a la vez, se llaman ‘efectos secundarios’, según estadísticas en los Estados Unidos, los fármacos matan a más de 300.000 personas al año.

La traumatología, la cirugía y los diagnósticos son excelentes, no hay ninguna duda de ello. Cuando cierras los ojos y los abres frente a alguien que amas, el cerebro segrega dopamina, oxitoxina, lo puedes sentir en tu cuerpo, puedes sentir el amor, esa química trae salud a tus células, por eso, quien se enamora trae salud a su vida. Pero cuando abres los ojos y ves algo que te asusta, segregas las hormonas del estrés, cada día cientos de miles de células mueren y tienes que producir nuevas, cada tres días el sistema digestivo renueva todas sus células, si interfieres con esa trasformación te enfermas porque estarías perdiendo muchas células.

Por eso la quimioterapia hace que se caiga el pelo y problemas de digestión, porque mata todas las células, no solo las del cáncer. Cuando estás enfermo con falta de energía y cansancio, es porque la energía la está usando el sistema inmunitario y los virus pueden atacar, si bajan las defensas y se asfixia el sistema inmune, crecen los problemas de salud.

Comentarios